Estás en la categoría...

PubliMotos - Pruebas

Las motos eléctricas se postulan como el futuro aunque sean vistas con escepticismo. Algo similar a lo sucedido en la época cuando los hombres se transportaban a caballo, y que vieron en principio los primeros vehículos de dos ruedas y motor como objetos endemoniados. Ahora los caballos pasaron a ser exclusivos, costosos y su uso como transporte es muy escaso.

Probablemente suceda lo mismo con nuestras motos de combustión. Aunque muchos prefieran la furia y el rugir de los motores alimentados con energía fósil.

A pesar de que la tecnología eléctrica avanza a pasos agigantados en las motos, siguen siendo algo costosas en la adquisición, pero en comparación con los gastos de mantenimiento de un motor a gasolina el consumo, el desgaste y las emisiones para movilizarnos son bastante inferiores.

Así las cosas, una nueva propuesta ha llegado a nuestro mercado nacional, la Super Soco TS1200R, un vehículo que surge de un proyecto Crouwdfunding (una plataforma de financiación colectiva, que apoya, en un primer momento, proyectos creativos) desde su concepción nació para ser una moto 100% eléctrica y que se pudiera desenvolver con naturalidad en el día a día, con las cualidades de una bicicleta y las prestaciones de una moto.

¿Qué la hace innovadora?

La Super Soco se impone inicialmente con un conjunto de características que la hacen renovadora en la categoría, expone un diseño único y bastante original que combina componentes de alta calidad: cuenta con una batería de 60V con una capacidad de 26Ah, fabricada por Panasonic; propulsado además por un motor Bosch. Los números reflejan una potencia nominal de 1200 Watts, pero como todos los motores eléctricos su potencia máxima es significativamente mayor; alcanzando 1950W, traducido a términos más familiares equivale alrededor de 2.6hp, una alternativa a los 50cc en términos de rendimiento.

No es mucho, pero lo suficiente para los niveles de rendimiento del ciclomotor, e ideal para recorridos en la ciudad. Sin embargo como de costumbre con los vehículos eléctricos, el torque es increíblemente alto 120Nm para el caso de la TS 1200R.

Adicionalmente encontramos aspectos muy interesantes. Normalmente donde encontramos el tanque de combustible tenemos un compartimiento que por medio de llave se abre, en el interior encontramos un cobertor plástico que presta el servicio de guantera, al removerlo se ubica una batería de litio, la cual podemos extraer fácilmente ya que su peso de 12kg y tamaño compacto permiten cargarla en todas partes, sin necesidad de tener un toma eléctrico en el parqueadero.  Asimismo ofrece espacio para llevar el cargador u otro objeto o la posibilidad de incorporar una segunda batería para duplicar la autonomía.

El paquete de baterías es cubierto por una carcasa de aluminio a alta presión de grado aeronáutico con buena resistencia mecánica, conductividad térmica y seguridad. Igualmente cuentan con alta densidad de energía y están equipadas con PTC (Coeficiente de temperatura positivo), para asegurar el rendimiento de la descarga y la seguridad. Como novedad el sistema ofrece BMS (Sistema de Gestión de Batería) inteligente y eficiente con Algoritmo SOC, provisto para proporcionar múltiples protecciones contra: descarga excesiva, sobrecarga, sobrecalentamiento, cortocircuitos, protección de corriente y balance de la batería. Como resultado logra brindar 5 años de vida.

Por otra parte, monta un controlador vectorial FOC, y se ubica en la parte frontal del chasis a modo de radiador, implementado con un excelente diseño que le aporta volumen a la estructura y buena disipación al calor. La conexión es precisa entre el controlador y los sistemas inteligentes interactivos, asegurando una operación segura y eficiente para gestionar la energía del motor.

También existe la manera de conseguir el App para celulares, el cual sincronizará automáticamente la información de la batería poder así planificar cada viaje.

Estética

Partiendo del diseño original ha sido hecho desde un comienzo para un vehículo eléctrico. Cuanta con un chasis tubular en acero – carbono y sub-chasis en aluminio, ligero y fuerte con soldadura TIG. Declarando un peso total de tan solo 50kg, El tablero de instrumentos es en LCD, muestra la velocidad, rango, temperatura y el porcentaje real restante de batería. 

Implementa tecnología Push Start, así cada motocicleta se codifica a la llave inteligente que cuenta con un control remoto, permitiendo el encendido sin llave e iniciar la marcha. Del mismo modo cuenta con sistema anti robo e implementa sensores de movimiento adicionales y una alarma anti-arranque para mayor seguridad.

El conjunto óptico en general está a cargo de luz LED de última generación y bajo consumo. Adelante la farola es atractiva, porta luz blanca activa para el día, luz plena y bajas con dos proyectores independientes. La luz trasera tiene una visibilidad de 270 grados y mejora la seguridad del conductor.

Las ruedas llevan rines de aleación con cinco radios dobles, con llantas sellomatic, dotadas de frenos de disco de 220mm y 180mm, adelante y atrás respectivamente.

El sillín aunque es reducido, da la posibilidad de llevar un pasajero, nuestro modelo de prueba no tenía los posapies respectivos, pero estarán disponibles próximamente.

Comportamiento

Era el momento de poner a prueba todo el conjunto de cualidades que encontrábamos en la ficha técnica y de los buenos detalles que mencionamos anteriormente. De este modo pudimos interactuar con la Super Soco. En primera instancia encontramos una moto, no muy grande, bastante estilizada y sin mucho volumen. Para personas altas puede que sea algo pequeña, no obstante el triángulo ergonómico está bien provisto, pensado para diferentes estaturas. A pesar de que se ve muy deportiva, permite una conducción natural y semierguida, que contribuye a la comodidad.

Los posa pies a están retrasados, aunque ofrecen 3 posiciones entre ellas ponerlos hacia adelante, para tener las extremidades inferiores perpendiculares al suelo, lo que le resta deportividad en la apariencia pero confort al conducir.

Inicialmente rodamos en ella en terreno llano, por supuesto en la ciudad, la respuesta del motor en cada salida fue óptima, gracias a que contamos con tres modos de entrega de potencia. El primer modo es el Eco, y nos deja alcanzar hasta 25Km/h, con el que se puede lograr una autonomía por encima de los 60Km, sin embargo al transitar por la vía compartida con otros vehículos nos ponemos el riesgo, pero en vías alternas es viable. La segunda marcha “normal” es ideal tanto para elevar la autonomía hasta los 60Km, aunque alcanzando una velocidad entre 40 y 50Km/h. Por último, está el modo sport, este entrega mayor potencia desde el inicio, recuperando muy bien cuando se requiere y logrando velocidades de hasta 62km/h, aunque para cruzar entre espacios estrechos la entrega inmediata de sus 120Nm de torque puede resultar algo agresivo y para novatos generar nerviosismo, para ello nos funcionó mejor esquivar haciendo uso de la primera marcha y una vez teniendo espacio suficiente subir la velocidad al modo 3 (sport).

Algo a destacar es la manera en que gestiona la energía, que hace posible mantener una velocidad cercana a la máxima aun cuando tenemos la batería con un 15% disponible, cosa que no es común en otros modelos.

El bajo peso del conjunto hace que su comportamiento sea como el de una bicicleta, fácilmente se puede maniobrar, con un ángulo de giro generoso y una altura al suelo (198mm) que permite pasar sin problemas reductores, huecos o por si alguna razón debemos pasar por algún obstáculo alto. Así la quilla inferior no sufrirá ningún rayón. Las llanta de 17 pulgadas son la responsables de aportar altura y la estabilidad, aunque son delgadas y estéticamente extrañemos unas más gruesas. El agarre en seco fue propicio, pero por el contrario en humedad carecen de adherencia.

A la hora de realizar los ascensos, el resultado fue satisfactorio. Decidimos llevarla a la ruta que conduce de Bogotá hacia el municipio de la calera, haciendo el recorrido a Patios de 6.4Km, popular por los ciclistas. La tecnología alemana del motor Bosch de 1200W y que permite entregar hasta 1950W en pendientes que lo requieran, nos permitió asumir el camino con velocidades de hasta 41Km/h. Aunque el promedio fue de unos 30 y 35 Km/h. Con un piloto de 35Kg. El nivel del desgaste fue del 25% al culminar la montaña.

Los frenos ya nos tenían satisfechos, transmitiendo bastante seguridad, pero nos preocupaba el sobrecalentamiento al hacer tanto uso de ellos descendiendo. Gracias al freno regenerativo, con un leve toque en la levas entra en función la retención del motor, alargando la vida útil de las pastillas y discos. Por consiguiente aprovecha la energía de la detención y frenando con regularidad, logró una recuperación del 2% de carga de la batería, la cual se refleja en la pantalla.

Las suspensión adelante es invertida de 111mm de recorrido, realiza una buena absorción de las imperfecciones, atrás el mono amortiguador es central y ajustable en precarga, opera bien en terrenos con leves rizados, pero si llegamos a encontrarnos con huecos, castiga, el recorrido es corto y aunque modificamos la suavidad el golpe es seco y absorbido de inmediato por nuestro cuerpo, resintiendo la espalda baja.

La iluminación fue precisa y gracias a los proyectores tenemos una buen amplitud y profundidad en la vía, eficiente para la velocidad que desarrolla, stop y direccionales se hacen notar a la distancia, pero en el día se pierde un poco la visibilidad atrás.

Todo en la TS1200R esta creado para generar buenos resultados en el consumo, así y luego de recorrer una distancia de 36 kilómetros con una carga restante del 20%, andando mayor parte en el modo sport y a la máxima velocidad, incluyendo un par de ascensos de 2 kilómetros.

El consumo de energía para la distancia mencionada fue de 1.21Kw, y la carga total fue entre 6 y 7 horas.

Esto traducido en dinero en nuestra factura de energía equivale a:

  • En estrato 1 a $ 232,76
  • En estrato 2 a $ 290,96
  • En estrato 3 a $ 453,40
  • En estrato 4 a $ 533,42
  • En estrato 5 a $ 640,10

*Valores: Fuente Codensa – enero 2017,

Conclusión:

La cualidades y especiaciones entre las que se destacan el motor Bosch, las baterías de litio de última generación y practicidad de que sea extraíble, junto a la posibilidad de agregar una segunda batería para duplicar la autonómica y además la buena calidad en la manufactura de sus detalles, reducido peso del conjunto la hacen una moto practica y válida para desenvolverse en la cotidianidad ecológicamente y con un consumo muy reducido.

La tecnología y hacer uso de sus bondades cuesta, aunque también la adición de los impuestos del mercado local aumentan las cifras un poco y no es la excepción en la Super Soco, este modelo se ha estado comercializando bajo altos estándares de calidad en Europa, Reino Unido, Asia y Sudamérica. Ahora lo tenemos disponible en nuestro país y se encuentra en la Red de concesionarios de Be Electric por un valor de $8.990.000 con garantía total de 1 año.

Por mejorar:

  • Suspensión trasera
  • Precio

Satisfactorio:

  • Diseño y acabados
  • Baterías extraíbles y capacidad para una extra
  • Motor de alto rendimiento Bosch
  • Tablero de instrumentos
  • Peso reducido

Ficha técnica

Batería

Concepto de batería

Marca

Capacidad de la batería

Batería de litio (18650)

Samsung / LG / Panasonic

60V / 26Ah

Motor

Marca

Potencia de calificación

Máximo poder

Par máximo

Bosch

1200W

1950W

120Nm

Controlador Corriente máxima de descarga 30A
Cargador

Voltaje de entrada

Corriente de entrada

Tiempo de carga

90V-240VAC

60V / 4A

7-8 horas

Actuación

Máxima velocidad

Rango de Distancia

Capacidad de escalada

28Mph

40 millas

15

Información básica

LxWxH

Distancia entre ejes

Claridad del piso

Altura del asiento

Llantas

Aleación

Frenos

Fr / Rr Amortiguadores

1889mm * 702mm * 1056mm

1320 mm

198mm

770mm

Tubeless, 100 / 70-17

Fr MT 1.5-17; Rr MT2.5-17

Fr Disco (220mm); Rr disco (180mm) 
discos de onda

Horquillas delanteras al revés / monoshock hidráulico

 

COP$8.990.000*

 

La movilidad eléctrica sigue impresionándonos con motocicletas de diseño exquisitamente conseguido, como no es de faltar, con ese toque futurista. El scooter Sunny de Startek viene a postularse como uno de los más atractivos de esta generación de vehículos, incluso, estéticamente supera muchas de combustión existentes en el mercado nacional. Así que el estilo, confort y economía se apoderan de los pequeños recorridos rutinarios a los que nos vemos sometidos para cumplir con nuestras obligaciones.

El nuevo auge en la movilidad eléctrica no para de sorprendernos con un sinfín de soluciones acordes a diferentes tipos de necesidades. Contamos esta vez con la moto eléctrica Hunter de Starker, un modelo de aspecto futurista, compacto en dimensiones y muy cómodo para circular en la ciudad; con una serie de características técnicas que ofrecen seguridad y diversión junto a un llamativo estilo.

 

La pasada feria del automóvil en Bogotá dejó varios lanzamientos en cuanto a vehículos de dos ruedas y por supuesto motos eléctricas. Aima  a través de su distribuidor en Colombia Be Electric presentó un scooter llamado SL1 (Snow Leopard), con el cual hiso alarde de un conjunto de elementos tecnológicos avanzados que lo sitúan en el top de la gama respecto a los 1200W. Cuenta con un sobresaliente motor Bosh; luces frontales, traseras e intermitentes de advertencia en LED; freno de disco en ambas ruedas con sistema regenerativo; sistema antirrobo inmovilizador de motor a través de la APP exclusiva de Aima y alarma de serie; buena autonomía y un precio atractivo.

 Auteco, ensambladora líder en ventas de motocicletas de combustión, decidió darle una mirada a las alternativas de movilidad, para lo cual incursionó en la era de vehículos eléctricos. De esta manera bajo la marca Stärker brindará un completo portafolio de productos y servicios para el mercado en tres segmentos: bicicletas con pedaleo asistido o eléctricas, motociclos (Skutys) y motocicletas eléctricas.

Anuario AM

Chaoyang

Kixx