Estás leyendo...

SEGUNDO ENCUENTRO TT 2017 AKT

Deportes

 

 

Uno de los encuentros monomarca de motocicletas más acogedores ha llegado a su segunda versión, esta vez en Quindío, ciudad anfitriona para recibir durante el fin de semana del 11 y 12 de noviembre, el Segundo Encuentro Nacional TT.

Desde luego estuvimos presentes, así que la mejor manera de vivir y compartir la experiencia con los asistentes fue a bordo de una TT 250 Adventour, con todas las mejoras y actualizaciones implementadas con las que se está comercializando.

El evento se llevó a cabo bajo una arquitectura y diseño autóctono de la región y el maravilloso paisaje cafetero, dentro de las instalaciones del hotel campestre Tacurrumbi, entre circasia y Montenegro, una excelente locación para vivir el encuentro en el departamento del Quindío.

Allí aprovechamos para compartir con la comunidad todo terreno, durante dos días llenos de muchas actividades programadas.

Sin duda estos modelos son los más representativos en nuestro país en la categoría doble propósito, los cuales han abierto el camino y mejorado la calidad de vida para una infinidad de usuarios tanto en su desplazamiento diario y herramienta de trabajo como para vivir y conocer diferentes parajes de nuestra geografía.

El primer día fue destinado para atender las máquinas de los pilotos, desde las TT 125 hasta las 250 provenientes de diferentes ciudades en un festival de servicio, donde los técnicos especializados revisaron y pusieron a punto varias motocicletas con cambios de aceite, lubricación y reposición de piezas de frenado. También contamos con eventos recreativos, concursos, actividades de integración; culminando con una cena, rumba y muchos premios.

Desde luego no podían faltar las nuevas integrantes de la familia TT, las TT R 200 y TT X 200, con cambios en el diseño y ahora cargadas de más potencia. Las cuales estuvieron a disposición de los asistentes que se las turnaban durante el recorrido, obteniendo un desempeño destacable. 

El piloto profesional colombiano, Tomás Puerta, fue el encargado de enseñar los tips para manejo off road a los asistentes: frenado, aceleración, posiciones de manejo, subidas, bajadas y más; del mismo modo dirigió la ruta durante el segundo día. Una espectacular rodada por diferentes tipos de terrenos hasta llegar a la finca El Ocaso, a 5 km de la plaza principal de Salento, Quindío, un sitio especial en el que a través de un tour aprendimos más acerca del café y su cultura, para posteriormente disfrutar de las delicias que tenía Salento para sus visitantes. 

La tranquilidad de estar en familia y el sentimiento de estar en una fraternidad de pronto invadieron nuestros sentidos. Además nuevamente quedamos sorprendidos en ver como todo el grupo logístico y personal de operaciones de AKT, estuvo pendiente de que cada participante se sintiera bien. La grata participación del señor Enrique Vargas, gerente general, demostró el vínculo que AKT hace con sus usuarios, quien escuchó y acompañó en todo momento a los pilotos y sus acompañantes con una calidad humana única. 

Al final del encuentro, hubo un balance muy positivo tanto para la marca como para quienes acudieron a la fraternal cita. Una vez más AKT, sorteó entre los asistentes un gran regalo, la nueva TTR 200.

En cuanto a nuestra compañera de viaje, la TT250, podemos decir que se comportó a la altura con nuestros dos ocupantes, disfrutando al máximo desde las rectas y serpenteantes rutas en asfalto, hasta el incesante ascenso del alto de la línea y por supuesto los caminos verdales que demandaban de motos polivalentes para la aventura en cualquier terreno.

Pin It

Escribir un comentario

continental

Anuario AM

Chaoyang

Kixx