Estás leyendo...

KTM DUKE 390

Media Cilindrada





 

KTM presentó su modelo 390 Duke inicialmente al mundo en 2013 y para 2017 el fabricante austriaco realizó una actualización de la motocicleta refinándola y dándole un nuevo vestido, pero conservando su espíritu naked, para hacerla mucho más divertida de conducir y, obviamente, atractiva y moderna. La presentación oficial se realizó en Turín, Italia, el 27 de abril pasado.

Diseño:

Toda la apariencia de la 390 Duke fue replanteada, incluyendo por supuesto nuevos gráficos; en general es muy similar a su hermana de 250cc y claramente posee una estética proveniente de la KTM 1290 Super Duke R, haciéndola lucir ahora una naked más agresiva, musculosa y urbana. Empecemos por el conjunto óptico, el cual incorpora un revolucionario diseño dividiendo la farola al centro y con tecnología 100% led, incluyendo la luz diurna (DRL), que la enmarca, es una de las características más lustrosas de esta moto; la intensidad luminosa es buena sobre el asfalto. El depósito de combustible, en acero, presenta nuevas líneas y aumentó su capacidad en 2,4 litros, alcanzando así los 13,4 litros (3,5 galones), es más alto y corpulento; al tiempo que las aletas laterales son más pronunciadas y bajas, llegando hasta la horquilla, estas siguen las líneas inclinadas de la farola. De igual manera, el sillín del piloto fue replanteado, siendo posicionado 3 cm más alto, al tiempo que se proyecta sobre los laterales del tanque de gasolina, lo cual permite abrasarlo con las rodillas cómodamente. Tanto el colín como la luz de stop y la salpicadera trasera son asimismo piezas nuevas en esta 390 Duke.

El nuevo tablero digital, una gran pantalla TFT rectangular de 5 pulgadas, de fácil lectura y cambia automáticamente de contraste para mejorar legibilidad, según sea de día o de noche y es controlado por un joystick ubicado en el lado izquierdo del manillar, que nos permite navegar por el menú de manera intuitiva: con los botones ‘arriba’ y ‘abajo’ nos desplazamos, con el izquierdo seleccionamos el elemento deseado y con el derecho confirmamos; los mandos son iluminados, permitiendo una gran visibilidad en la noche. Otros detalles de diseño que nos llamaron la atención fueron: el cuentarrevoluciones que cambia de color al subir de vueltas hasta llegar al color rojo, la posibilidad de conectar un teléfono celular vía Bluetooth con la pantalla para ver quién nos llama, así mismo podremos visualizar las listas de reproducción de música de nuestro dispositivo.

Motor y transmisión:

Se encuentra impulsada por un motor monocilíndrico de 373.2cc, refrigerado por líquido y alimentado por inyección electrónica de última generación (Bosch EFI con cuerpo del acelerador de 46mm), incorpora también un sistema Ride-By-Wire (traduce electrónicamente las órdenes de aceleración del piloto a la apertura de las mariposas de inyección, adaptándose a la perfección a cada situación de pilotaje). Al igual que en la 1290 SUPER DUKE R, las cuatro válvulas en la culata son manejadas por un doble árbol de levas en cabeza, con empujadores ultra endurecidos con un tratamiento en carbono. El conjunto engranado a una caja de seis velocidades con relación cerrada, pone a disposición del piloto 44 caballos y 37 Nm (2 más que el modelo 2016), con un peso en seco de tan solo 149 kg (10 más que el modelo predecesor).

El embrague anti rebote accionado mecánicamente (slipper clutch), no solo se abre cuando la retención del motor es demasiado elevada, sino que también ayuda a no ser brusca cuando se abre el acelerador a fondo. Lo primero evita las molestas vibraciones de la rueda trasera al frenar intensamente o al reducir rápido de marchas. Lo segundo, hace que sea muy suave controlar la leva del clutch. Con el fin de cumplir con la normativa Euro 4 sobre emisiones y sonido, la 390 DUKE equipa en este modelo un sistema de escape totalmente nuevo, en aluminio y acero cromado, ubicado al lado derecho.

Parte ciclo:

La KTM 390 DUKE, se destaca por su característico chasis multitubular en acero color naranja, al igual que el nuevo subchasis, que además está expuesto y pintado de blanco; esto sumado al gran trabajo de los ingenieros en la centralización de las masas, llevándolas muy cerca del centro de gravedad, cualidades que sumadas brindan al piloto una gran experiencia de conducción y precisión al gestionar el paso por curva, así como al momento de sortear el tráfico en horas pico.

El basculante, fabricado en aluminio fundido, fue elaborado siguiendo los mismos estándares empleados en la 690 DUKE R y se encuentra directamente conectado a un monoamortiguador WP con muelle progresivo y regulable en precarga, que se destaca por su rigidez torsional y estabilidad excepcional. Adelante la horquilla invertida igualmente firmada por WP, incorpora la última tecnología de cartucho abierto, que ofrece unas impresionantes ventajas por su facilidad de mantenimiento, sencillez mecánica y poca cantidad de componentes. Es ligera, robusta y satisface a los ocupantes bajo diferentes condiciones, desde un ritmo de conducción relajado al hacer turismo en carretera, hasta una exigencia más a fondo en las pistas. La altura sobre el suelo, también aumentó a 185mm (15 más que el modelo 2016), con esto se facilita transitar sobre reductores de velocidad y ciertos baches con más tranquilidad.

Ruedas y frenos:

La 390 Duke 2017, está montada sobre rines de aluminio fundido de 17 pulgadas y 10 pequeñas aspas, haciéndolos bastante livianos; calzando gomas Metzeler 110/70/17 adelante y 150/60/17 en la rueda posterior.

El apartado de frenos encomendado a ByBre, incorpora un avanzado sistema ABS Bosch de 2 canales, desconectable para mayor diversión del piloto. En la rueda delantera vemos una pinza de anclaje radial con cuatro pistones y disco de mayor diámetro que el modelo 2016, ahora es de 320mm, otorgándole mejor potencia de frenado; atrás el trabajo lo hace un disco de 230mm con cáliper flotante de un solo pistón.

Prueba de ruta:

La posición de manejo es semierguida y a pesar de las largas horas que conducción no nos generó fatiga; al ser una naked con rasgos deportivos el sillín del acompañante no es el más cómodo para largos períodos, pero si cumple adecuadamente la función para trayectos urbanos más cortos. Los posa pies ligeramente atrasados, así como un manillar amplio y alto, permiten una posición de conducción relajada o más deportiva si queremos tendernos sobre el depósito; consintiendo inclinarnos en las curvas y sortearlas con total comodidad y seguridad, manteniendo nuestros pies alejados del pavimento. La visibilidad de los retrovisores está bien, sobre todo al asumir una posición deportiva.

Es una máquina con una respuesta muy rápida, entrega su potencia desde bajas con un rango muy elástico, en medias sigue ascendiendo de manera lineal, además en altas aún sorprende con poder suficiente cuando abrimos más el acelerador, bastante alegre y potente para su cubicaje. Es muy fácil que la 390 Duke tienda a levantar la rueda delantera si llamamos sus caballos con vehemencia, tiene un torque impresionante. Este propulsor de 373,2cc brilla por su respuesta, sin ser explosivo, si es muy brioso, con buen poder de recuperación entre marchas; al tiempo que permiten controlarla facialmente en la medida que giramos el puño derecho, la sexta es más como para llevar el motor descansado. Cerca a las 10.500 vueltas encontramos el corte de energía que ayuda a conservar la integridad del motor y no sobre exigirlo. El sonido ronco de su propulsor transmite igualmente una sensación de deportividad e invita a disfrutar la motocicleta en la medida que uno acelera.

Es una máquina rápida, alcanzamos 155 km/hora como velocidad de punta a una altitud de 285 m.s.n.m.; no es la más veloz de su segmento pero sí una de las que más rápido alcanza el tope, suficiente para nuestras carreteras y topografía. Durante los aproximadamente 500 km que la tuvimos en prueba alcanzamos un consumo promedio de 81 Km/galón.

La suspensión es muy buena, adelante la tecnología de cartucho abierto en la horquilla invertida de 43mm de diámetro, no la deja comprimir fácilmente y se recupera bien, a pesar de tener un menor recorrido que el modelo 2016; atrás el monoamortiguador también hace una gran labor al mantener las ruedas sobre el asfalto y absorber las irregularidades de la vía

Los frenos son excepcionalmente buenos y efectivos, con un actuar progresivo, bien podríamos considerarlos como los más contundentes en su categoría, adelante es sensible al tacto a la hora de las detenciones. El ABS no es intrusivo y empieza a realizar su trabajo en el momento adecuado, cuando la frenada se está profundizando. Cuenta con dos mapeos: racing y supermoto, de esta manera los conductores experimentados contarán con un factor de diversión y seguridad adicional que ofrece este modo con tan solo presionar un botón. Una vez activado, el sistema ABS controla solo el freno de la rueda delantera. Por otro lado, en el tren posterior el freno es un poco más largo pero adecuado para la personalidad de esta naked 390 Duke. Al trabajarlos de manera conjunta brindan un control excepcional en la detención.

El embrague anti rebote ofrece una buena experiencia a la hora de bajar de marchas rápidamente cuando vamos a entrar en una curva, los cambios engranan suavemente y están muy bien espaciados para aprovechar siempre la potencia del propulsor monocilíndrico, además el accionar de la leva del clutch es suplemente suave, sin generar fatiga en la mano.

 En conclusión la KTM 390 Duke es una máquina con una relación peso potencia muy bien lograda 44 caballos-149 kilos, una motocicleta liviana y manejable, sobre todo al momento de rodar por caminos sinuosos. Todo un placer enfrentar las curvas sobre ella; siendo así una excelente opción tanto para la ciudad como para la ruta y obviamente tiene una respuesta interesante para quienes la quieran llevar y disfrutar en las pistas. Sin embargo vale la pena mencionar que los repuestos KTM no son los más económicos, debemos entender que es una máquina premium, para aquellos que buscan sensaciones deportivas y quieren tener un toque de exclusividad.

SATISFACTORIO

• Entrega de potencia explosiva.

• Embrague muy suave.

• Suspensión bastante eficiente.

• Frenos contundentes.

POR MEJORAR

• Falta más intensidad luminosa en el stop, durante el día.

• Falta potencia en la luz principal.

 

Ficha técnica

Motor: 4T, monocilíndrico, DOHC, 4 válvulas.
Cilindrada: 373cc.
Potencia máxima: 43 HP @ 9.000 rpm.
Arranque: Eléctrico.
Refrigeración: Refrigeración líquida.
Capacidad del tanque: 13,5 litros (3,5 galones).
Freno delantero: Un disco de 320mm con pinza de 4 pistones y anclaje radial.
Freno trasero: Un disco de 230mm con pinza flotante de 1 pistón.
ABS: Doble canal, desactivable y con modo Supermoto (desactiva el ABS en la rueda trasera únicamente).
Tablero: TTF, cristal líquido a color.
Torque máximo: 36Nm @ 7.000 rpm.
Suspensión delantera: Telescópica invertida, hidráulica 142mm de recorrido.
Suspensión trasera: Monoamortiguador hidráulico con 150mm de recorrido.
Transmisión: Mecánica de 6 velocidades.
Peso en seco: 149kg.
Garantía: 2 años, sin límite de kilómetros.
Precio: $19.990.000.
Colores: Naranja y blanco.

 

 

Pin It

Comentarios   

Ed
#1 Ed 06-12-2017 21:23
Le encontraron defectos... les van a quitar el patrocinio de Auteco jajajaja
Citar

Escribir un comentario

Anuario AM

Chaoyang

Kixx