Estás leyendo...

BMW G 310 GS

Media Cilindrada





La G 310 R fue la primera motocicleta desarrollada por BMW Motorrad en colaboración con TVS Motor Company, con la cual se busca llenar el nicho del mercado de entrada a la marca alemana. Se mostró inicialmente en noviembre de 2015, llegó a las vitrinas en 2016, y la tuvimos en prueba en la edición 157 de la Revista Publimotos. Ahora les presentamos la versión doble propósito denominada G 310 GS; ambas motocicletas fueron diseñadas y desarrolladas por un equipo de ingenieros en Alemania, pero la fabricación se realiza en una línea especial de producción de TVS, en India, bajo supervisión del equipo teutón.

Valga la pena recordarles que la familia GS del fabricante germano, se produce desde 1980 y ha sido la más vendida a nivel global en su categoría, especialmente usada por los grandes trotamundos devoradores de kilómetros; sus famosas siglas ‘GS’ significan Gelände/Straße (del alemán: destapado/pavimento).

Diseño:

Con una apariencia corpulenta e inconfundiblemente BMW, la G 310 GS aparenta ser de mayor cilindraje y se presenta como la menor de su saga. Lo que más llama la atención al verla es el voluminoso depósito de combustible, que se proyecta hacia el frente con unos alerones que van hasta la horquilla y terminan en el famoso guardabarros alto en forma de ‘pico’, integrándose con al pequeño carenaje bajo la cúpula rompe vientos.

Cuenta con un panel de instrumentos completamente digital, el cual comparte con la G 310 R. Sobresale la información del velocímetro, el indicador de marcha, tacómetro de barras en la parte inferior y el nivel de combustible; además incluye, trips parciales, consumo instantáneo y medio, resaltamos que al activarse la reserva de gasolina, inmediatamente nos informa la autonomía que nos queda disponible; además de reloj y los pilotos de rigor. Es bastante completo y de muy buena legibilidad. El conjunto óptico ofrece un adecuado haz de luz en medias, sin embargo, en altas no encontramos la luminosidad que deseamos en la ruta al transitar en la noche, al parecer están alineadas muy alto.

Las piezas presentan finos acabados y el ajuste de todos los plásticos es óptimo, se emplearon tornillos ‘allen’, lo cual es sinónimo del máximo cuidado que pone la casa bávara en todas sus máquinas. Los elementos de diseño, con una calidad ‘premium’, resaltan la inconfundible apariencia GS. Está concebida para el turismo por carretera y permitir algunas expediciones fuera del camino en busca de aventuras, siempre y cuando el terreno no sea demasiado exigente, es más un gran-pequeña rutera con capacidad de sortear algunos trechos fuera del pavimento. La capacidad viajera resalta además en la robusta parrilla y los anclajes posteriores que permiten adaptar con mucha facilidad un juego de maletas para emprender la aventura.

La ergonomía fue estudiada para ofrécele al piloto, y a su acompañante, comodidad en los largos recorridos. El sillín consiente ser ajustado a una altura entre los 82 y 85 cm, de acuerdo con las preferencias y tamaño del usuario. Con un peso en orden de marca de 169.5 kg, la G 310 GS se maniobra con facilidad en cualquier superficie. Además, el amplio manubrio, la ubicación de los posapies y los mandos, están dispuestos de forma equilibrada, lo que los hace accesibles para motociclistas de diferentes tallas.

Parte ciclo y suspensiones:

La G 310 GS se encuentra montada sobre un marco perimetral en acero tubular, que le aporta la rigidez y torsión necesarias para desempeñarse con seguridad sobre cualquiera que sea el terreno. Por su parte el sub chasis se encuentra atornillado y es ligeramente diferente al de su hermana roadster, para incorporar la corpulenta parilla trasera, con asas para el acompañante, además de soporta el peso del conjunto de maletas originales, disponibles como accesorio.

Las suspensiones están a cargo de una horquilla invertida de 41 mm de diámetro, sin ajustes, y un brazo basculante con monoamortiguador ajustable en precarga, ambas tienen mayor recorrido que la versión roadster, algo afín a la genética que caracteriza la todas la GS del fabricante alemán.

Ruedas y frenos:

Las grandes ruedas de 19 y 17 pulgadas con rines de aleación calzan gomas Metzeler Tourance, lo cual no solamente se ve muy bien en la G 310 GS, sino que gracias a su bien ‘grip’ transmiten mucha seguridad en la conducción y admite afrontar diferentes tipos de terreno. Los frenos al frente están a cargo de un disco de 300 mm con pinza fija de 4 pistones de anclaje radial, mientras atrás vemos un disco de 240 mm, con pinza flotante de un solo pistón. Al igual que en todos los vehículos del fabricante incorpora sistema ABS, en esta caso es desconectable.

Motor y transmisión:

El corazón de esta aventurera es un motor monocilíndrico de 313 cc, con 4 válvulas, DOHC, refrigerado por líquido, alimentado por inyección electrónica que entrega 33.5 caballos, engranado a una transmisión de 6 marchas, con una relación de engranajes que permite disfrutar mucho este monocilíndrico, garantizando así la potencia y la aceleración requeridas en largos recorridos o en la conducción más relajada del día a día. En la parte inferior se instaló un protector plástico para prevenir daños en el cárter.

Los componentes internos como: árboles de levas, balancines, bielas y bulones poseen un recubrimiento denominado DLC (Diamond Like Carbon), una aleación de carbono que reduce la fricción y las pérdidas asociadas a esta. Este motor es homologado bajo la normatividad Euro 4. Una característica muy especial que los ingenieros de BMW le otorgaron a este propulsor, es que su cabeza de fuerza se encuentra girada 180° (inclinada mirando hacia atrás), una ubicación que facilita tener la admisión al frente y la salida en parte posterior, mejorando de esta manera el flujo de la mezcla y los gases; al tiempo que el cárter se desplaza un poco hacia el frente, lo cual optimiza el manejo de las masas y, por consiguiente, se obtuvo un centro de gravedad más bajo. Esto le garantiza a la pequeña GS girar ágilmente en el paso por curva.

Comportamiento:

Con una posición de conducción erguida, posapies ligeramente atrasados y manubrio amplio se obtiene una posición de manejo relajada, a lo cual contribuye la forma y densidad del sillín, tanto para el piloto como para el acompañante. Es una máquina algo alta, es evidente que fue pensada para largos recorridos en carretera o en la ciudad, espacios en los que no nos generó fatiga. Nos hubiera gustado que su manubrio fuera un poco más alto para mejorar la posición de conducción, sobre todo al ir de pie.

Los frenos obedecen adecuadamente en la medida que presionamos las levas e incorporan sistema ABS el cual permite ser desactivado para aprovechar más las incursiones off-road. Al frente el poder de retención es eficiente, aunque atrás extrañamos un poco de más fuerza en la mordida del cáliper. En conjunto logra un sistema bastante eficiente y seguro.

Para nuestro gusto la suspensión es algo blanda al frente, si bien se desempeña adecuadamente en terrenos irregulares absorbiendo las anomalías de la ruta, al momento de exigirla en asfalto o en medio del tráfico pesado, cuando debemos acelerar y frenar con frecuencia, se comprime con facilidad, en este sentido ofrece un comportamiento adecuado y acorde al precio con el que llega la G BMW 310 GS a nuestro país, obviamente si tuviera una suspensiones más sofisticadas, igualmente el valor final sería más alto.

Un buen ángulo de giro y el manejo de los pesos hacen que maniobrarla sea muy fácil estando detenidos, en espacios estrechos o en medio del tráfico urbano, igualmente podemos cambiar rápidamente nuestro trazado en la ruta, algo que se agradece más en terrenos destapados. En la carretera, es todo un placer conducirla, por sus cualidades nos invita a enlazar las curvas cada vez más inclinados, ofreciendo seguridad y una gran experiencia de conducción.

Cuando exigimos el propulsor en la parte alta del cuenta evoluciones se perciben unas vibraciones, algo que igualmente ya habíamos mencionado al hablar de su hermana roadster; si la sostenemos durante un período largo en la parte alta de sus rpm, puede resultar algo agotador para el piloto y obviamente para la máquina. Este motor monocilíndrico tiene muy buen torque, además de un eficiente poder de retención, esto se percibe mejor en los descensos cuando decidimos bajar un cambio para usar la retención a través de la compresión del motor. Al encenderla genera un sonido particular, pero podría ser un poco más contundente, acorde con su genética BMW y la familia GS a la cual pertenece. Al estar sobre la máquina se escucha mejor, que cuando la vemos pasar. En la parte baja de las rpm le hacen faltan alientos, por el contrario entrega el mejor desempeño a partir de la mitad del régimen de giro y aún arriba continua otorgando potencia. La caja engrana adecuadamente, sin embargo, podría ser mucho más fina y precisa en cuanto al movimiento de la leva, así como en el sonido que produce en el cambio de marcha.

Durante los más de 300 kilómetros que pudimos rodar con la nueva G 310 GS, obtuvimos un consumo promedio de 98,74 km/galón, con una exigencia moderada del acelerador en carretera y en la ciudad, así logramos una velocidad de punta de 138 km/hora en las cercanías de la ciudad de Girardot, con una gran estabilidad a esa velocidad.

En conclusión la nueva BMW G 310 GS, es una motocicleta divertida de manejar y es la puerta de entrada al mundo germano de las grandes ruteras, con cierta capacidad para escabullirse fuera de la seguridad de un trayecto asfaltado y buscar aventuras más emocionantes y polvorientas.

Visítenos en www.publimotos.com, para ver una amplia galería de fotos y ver el video con nuestras opiniones

Colores:

Precio:

$23`990.000

Satisfactorio:

  • Diseño premium de moto de alto cilindraje.
  • Altura del conjunto para enfrentar obstáculos.
  • Eficiente consumo de combustible.
  • Entrega de potencia en medias y altas rpm.
  • ABS desconectable.
  • Maniobrabilidad en medio del trafico urbano

Por mejorar:

  • Horquilla un poco más firme para el asfalto.
  • Mejor entrega de potencia en bajas rpm.
  • Ausencia de luces de parqueo

Ficha técnica:

Motor: Monocilíndrico de 313cc, cuatro tiempos, refrigerado por líquido, cuatro válvulas, dos árboles de levas.
Potencia: 33.5 Hp a 9.500
Torque: 28 Nm a 7.500
Relación de compresión: 10,6: 1
Control de mezcla: Inyección electrónica de combustible, BMS-E2.
Control de emisiones: Convertidor catalítico de 3 vías de circuito cerrado, Euro 4
Embrague: Discos múltiples en baño de aceite, operado mecánicamente
Transmisión: 6 velocidades integrada en la carcasa del motor.
Marco: Acero tubular con marco trasero atornillado.
Suspensión delantera: Horquilla invertida, Ø 41 mm
Suspensión trasera: Basculante de aluminio fundido, monoshock de bisagra directa, ajustable en precarga.
Rines: Aluminio fundido 110/80 R 19, adelante y 150/70 R 17 atrás
Frenos: Un disco de 300 mm al frente con pinza fija de 4 pistones de anclaje radial. Atrás un solo disco de 240 mm, con pinza flotante de un solo pistón.
ABS: BMW Motorrad ABS
Altura del Sillín: 835 mm (820 mm: posición baja, 850 mm: posición alta)
Peso en orden de marcha: 169.5 kg
Peso total permitido: 345 kg
Carga útil (con equipamiento estándar) 175.5 kg
Volumen del tanque: 11 litros (unos 3 galones)
Reserva: Aprox. 1 litro
Pin It

Escribir un comentario

Anuario AM

Chaoyang

Kixx