fbpx

IGB REVO

BANNER AUTECO TVS

MICHELIN

Media cilindrada
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Si pensamos en una moto realmente polivalente debemos considerar que la Leoncino Trail cumple con todo lo que un amante de la aventura necesita.

Hace algunos meses tuvimos la oportunidad de montar la Leoncino 500 estándar, es decir, a la icónica más importante de la marca, precisamente el modelo que exhibe el León en el guardabarros delantero y las tres estrellas de Tonino Benelli sobre su tanque, definitivamente una máquina que guarda el legado de más de 110 años, solo que con una concepción mucho más moderna y cargada de tecnología, una máquina digna para aquellos amantes de los estilos clásicos.

Precisamente sobre esta línea debemos centrarnos, pues cuando el fabricante nos presenta “El cachorro de león” lo hace bajo la línea scrambler, pero ¿hasta dónde esta afirmación es cierta?

No podemos negar que la 500 estándar es una máquina con un manillar alto, buena distancia entre el suelo y el motor, así como con una apariencia correspondiente a los diseños neoclásicos scrambler, no obstante, esta no cumple del todo con la esencia esperada para cruzar terrenos difíciles, y puede que en principio no sea su intención, pues por lo demostrado en la prueba de hace algunos meses, el asfalto, la ciudad y la carretera son sus ambientes ideales, tanto… que las impresiones, comportamiento y sensaciones son las que dejaron las expectativas tremendamente altas, incluso antes de probar esta Leoncino Trail.

Sin rodeos podemos afirmar que la moto testeada en esta prueba cumple a cabalidad su función, pues conserva lo mejor del comportamiento en carretera, el cual describiremos más adelante, pero además adquiere una actitud mucho más polivalente, utilizando los mejores atributos de la estándar, pero agregando elementos que la hacen mucho más capaz.

Antes debemos centrarnos en el término scrambler, pues es una derivación del inglés “scramble”, palabra que tiene varias definiciones, refiriéndonos a dos bien específicas; la primera y siendo la más representativa, es la que nos habla de ‘una mezcla de diferentes cosas’ pues de eso se trata una máquina de este tipo, ya que dentro de su objetivo está combinar las capacidades On Road, con grandes experiencias fuera del terreno, sí… como una doblepropósito pero mucho más cercana a un modelo Street. El segundo uso de la palabra ‘scramble’ es un sustantivo para calificar a “un terreno o situación difícil”. Ambos son lo que han buscado los pioneros de las café racer, y posteriormente adaptadas por gran cantidad de fabricantes europeos como Ducati, Triumph, Mash, Moto Guzzi, Derbi y BMW, todos con motos modernas que llevan el apellido Scrambler.

Dejando en claro la definición básica y el objetivo de una motocicleta de este tipo, pasamos directamente a lo propuesto por la Benelli Leoncino 500 Trail, la cual nos va a brindad comodidad y respuesta gracias a un motor progresivo, así como diversión fuera del asfalto derivados de unas suspensiones revisadas, rines resistentes y cauchos polivalentes, solo por nombrar las principales características.

Galería Benelli Leoncino 500 Trail en acción:

Diseño.

Es evidente que la concepción parte del uso de estructuras tubulares, las cuales se amplían desde el soporte de las cunas y dirección, hasta la parte más extendida del basculante posterior, todo denotado por ligeras curvas en lugares específicos, apostando siempre por la funcionalidad, pero con una estética muy propia de los modelos concebidos a mediados del siglo XX, traída con exquisitez a nuestros días.

Precisamente el Centro de Investigación y Diseño, ubicado en la ciudad natal de la marca, Pésaro Italia, no  ha descuidado pequeños detalles, como la contra marcación de Benelli prácticamente en todos los componentes (reposapiés, escape, manillares, laterales, motor, entre otros), la mezcla de superficies lisas y texturizadas, como las tapas del tanque y el asiento; y hasta el propio sonido, que parece ser de una máquina mucho más deportiva, precisamente con una tonalidad de alta frecuencia, la cual siempre termina despertando los deseos de acelerar.

Aunque en algún momento estábamos acostumbrados a que los modelos scrambler llevaran el escape alto, como la actual Triumph, el cumplimiento de la normatividad ambiental más exigente (Euro V) ha obligado a la incorporación de catalizadores más grandes, elemento que la Lenocinio esconde muy bien bajo el soporte del basculante, y el cual le permite mantener unos índices de emisiones bajos.

Si pasamos a la parte delantera, vamos a encontrarnos con la característica farola redonda, la cual resalta por la incorporación de unidades de circulación diurna. La lupa central se encarga de proyectar las luces medias, mientras el resto difumina las altas, un poco más de lo que debería, por lo tanto, se cuenta con una gran proyección pero con falta de potencia, evitando una buena visión en horas nocturnas. En contraste, las direccionales, también LED, son potentes y aportan mucho a la seguridad. El stop trasero, cuyo diseño en línea es una apuesta al minimalismo y a la funcionalidad, carece de suficiente eficacia con la luz normal, pero cuando se frena se vuelve mucho más efectivo.

Propuesta off Road.

No podemos dejar de hablar de la Trail si no tocamos a profundidad este punto, pues aunque conserva prácticamente los mismos elementos estéticos de la Leoncino 500, su actitud es mucho más ruda; para ejemplificar, solo basta detallar el frente alto, el cual es brindado por las suspensiones de mayor recorrido y por supuesto, el rin de 19” que se asoma en la parte de adelante, revestido de unas Pirelli Scorpion Rally STR, diseñadas precisamente para brindar buena tracción en tierra, pero al mismo tiempo estabilidad a alta velocidad, esencialmente lo que quiere lograr esta motocicleta.

Si nos centramos en las suspensiones, adelante vamos a encontrar una horquilla de 50 mm de diámetro y 135 mm de recorrido, 10 más que la versión básica, los cuales están diseñados para dar cabida a un rin de mayor diámetro y al mismo tiempo, resistir la exigencia de uso superior, la cual se vería sobre el paso en destapados. Al igual que la delantera, el amortiguador trasero conserva el diámetro del modelo original, empero, aumenta la elongación en 10 milímetros, llegando a los 138; no sobra decir que el monoshok cuenta con ajuste en precarga y rebote, este último fácil de cambiar gracias a una perilla externa que solo basta con girar.

Galería detalles Benelli Leoncino 500 Trail:

Comportamiento.

Esta motocicleta brinda una total confianza en cualquier terreno, pues cuando se conduce, la respuesta en curvas sigue siendo altamente intuitiva, dejándose llevar hasta los límites, precisamente mostrando un comportamiento muy similar al manifestado por la 500 pasada, sin embargo, la gran ventaja es que la Trail tiene esa capacidad de salir del asfalto con mucha facilidad, e inclusive, competir en eventos como Gladiadores del Off Road, donde rivaliza directamente con la Ducati Scrambler Sixty2 y la Husqvarna Svartpilen 400.

Tal vez esto se debe a la configuración de las suspensiones, las cuales en la mayoría de casos se muestran duras, aspecto que da gran estabilidad en vías asfaltadas, pero con la suficiente movilidad para dejarse llevar sobre destapados con el conductor en una posición bastante cómoda. El confort aumenta cuando el piloto se coloca sobre de pie el vehículo, pues el asiento delgado en la parte central, da para que se asuma esa posición, además, el manillar alto y amplio hace que se mantenga el control permanentemente.

Una gran ventaja en este modelo tiene que ver con el ABS desconectable, pues basta con presionar un botón en el manillar para que se desactive el sensor de la parte trasera, precisamente para dar esa sensación más endurera y realizar derrapes con la rueda posterior, la cual se bloqueará fácilmente gracias al disco de 260 mm con mordaza de un pistón, esto, en caso de que el piloto lo desee, pues es muy concordante con la presión que hace este en la palanca de detención.

Hablando de frenos, uno de los apartados más importantes es la disposición de doble disco en la rueda frontal, pues cada uno es de 320 mm con mordaza de 4 pistones de anclaje radial, lo que garantiza una detención precisa y con seguridad; en conjunto con el ABS poco invasivo, se vuelve intuitivo y progresivo, de tal forma que la presión sobre la manigueta siempre es acompañada de una frenada noble, incluso cuando se excede, ya que el sistema antibloqueo evita la pérdida de control en cualquier terreno.

Nueva - Tienda Publimotos

Sobre el motor, debemos agregar que este aporta mucho a las buenas sensaciones, ya que la entrega de potencia resulta viéndose desde la mitad del cuenta revoluciones, y aunque su posición más cómoda se halla un poco más arriba, la buena recuperación le permite al piloto moverse con agilidad desde las 4.000 vueltas; en carretera, evitándonos el cambio constante de marchas y en destapados, brindándonos la entrega del torque sin necesidad de excedernos en las revoluciones.

A todo lo anterior debemos agregar la configuración de los rines radiados, los cuales reemplazan a los de aleación de la Benelli 500 básica, ya que ofrecen la sensación de resistencia que necesita una moto de este tipo, además brindan el toque retromoderno que le suma a la estética. En contra, es necesario recordar que debido a los propios radios la utilización de una llanta sellomatic es imposible, en consecuencia, es necesario agregar un neumático.

Motor.

Sobre el bloque, vemos el mismo utilizado en la Leoncino 500 básica y en las versiones TRK 502 y  502 X, es decir, un bicilíndrico en línea con disposición de 8 válvulas DOHC, el cual es capaz de entregar hasta 46,9 Hp a 8.500 revoluciones y 49 Nm a 6.000 vueltas. El tren motriz está alimentado con un sistema de inyección electrónica el cual homologa Euro 5.

No sobra decir que todo el conjunto está refrigerado por líquido, en la parte delantera un radiador cumple muy bien su función, aprovechando que el tablero cuenta con medidor de temperatura, y evita el exceso de calor en las piernas del conductor, no obstante, como un aspecto a mejorar es que se encuentra algo expuesto si sufrimos una caída, considerando que los que se hagan de esta moto en algún momento se expondrán en un destapado; vale la pena revisar si la adaptación de alguna defensa o slider es suficiente. Una ventaja es que el acceso al depósito del refrigerante no necesita de embudos ni herramientas adicionales.

Toda la potencia del motor está administrada por una caja de 6 velocidades, la cual responde muy bien a la presión del pie sobre la palanca de cambios, clasificándola a sí misma como suave, y con una relación que aprovecha la buena recuperación del motor, recalcando de esta manera la sensación de conducción.

Velocidad final y consumo.

La relación peso-potencia permite que un conductor de unos 73 kg, en una vía completamente recta, plana, a la altura de Girardot (300 m.s.n.m) y en una posición normal de conducción, alcance una velocidad máxima de 170 km/h. Además, la buena entrega del par motor dejan mantener una velocidad crucero mayor a 120 km/h.

En cuanto al consumo, la motocicleta por la relación de compresión (11,5:1), requirió de gasolina extra. En una conducción exigente se llegó a registrar hasta 85 km/gal, y en subida ( de los 300 a 2600 m) 78 Km/gal, lo que nos deja un promedio por arriba de los 80 kilómetros por galón, algo que se considera bueno para el cilindraje y la menor aerodinámica.

Conclusiones.

Definitivamente estamos ante una máquina muy polivalente que cumple a cabalidad su cometido, es decir, mantener las buenas sensaciones en carretera, y aprovechar la dinámica y buena entrega del motor tanto en el asfalto como en los destapados, beneficiándose de la nueva configuración de suspensiones, rines y llantas, además de todo lo conocido en la Leoncino estándar.

Vale la pena decir que aunque no es una moto pensada para caminos interminables, la sensación de comodidad, la posibilidad de incorporar equipaje y hasta la polivalente respuesta del motor, hacen que esta moto sea una buena opción para los que buscan un medio de locomoción diario, pero al mismo tiempo, planear viajes de corta, media y larga distancia, sin tener en cuenta el estado de la ruta.

Galería Benelli Leoncino 500 Trail:

Gustó.

• Respuesta del motor.

• Polivalencia de las suspensiones.

• Comportamiento de llantas y rines.

• Ángulo de ataque elevado.

• Diseño general de la moto.

No Gusto.

• Radiador demasiado expuesto.

• Poca iluminación frontal.

Benelli Leoncino 500 Trail

CILINDRAJE

500 cc

POTENCIA MÁXIMA

46,9 Hp @ 8.500 rpm

TORQUE MÁXIMO

46 Nm @ 6.000 rpm

SISTEMA DE ALIMENTACIÓN

Inyección electrónica

SUSPENSIÓN DELANTERA

Barras invertidas de 50 mm y 135 mm de recorrido

DIÁMETRO POR CARRERA

69 X 66,8 mm

REFRIGERACIÓN

Líquido

ARRANQUE

Eléctrico

RELACIÓN DE COMPRESIÓN

11,5 : 1

COMBUSTIBLE

Gasolina extra

TRANSMISIÓN

Cadena de 6 velocidades

SUSPENSIÓN TRASERA

Monoshock de 138 mm de recorrido

FRENO DELANTERO

Doble disco lobulado flotante de 320 mm con mordaza de 2 pistones

FRENO TRASERO

Disco lobulado de 260 mm con mordaza de un pistón

LLANTA DELANTERA

110/80 R19 M/C

LLANTA TRASERA

150/70 R17 M/C

RINES

Radios

CAPACIDAD DEL TANQUE (INCLUYENDO LA RESERVA)

12,7L (3,35 gal)

SISTEMA DE ENCENDIDO

TLI

LARGO TOTAL

2.180 mm

ALTURA TOTAL

1.200 mm

ANCHO TOTAL

875 mm

DISTANCIA ENTRE EJES

1.470 mm

PESO NETO

196 Kg

MOTOR

Bicilíndrico, 4 tiempos, 8 válvulas DOHC

Anuncio

ANUNCIO FERIA 2 RUEDAS

También te puede interesar:

Honda CB190R Vs Hero Hunk 190R

KTM 890 Adventure | Polivalente sin límites para la aventura

HERO HUNK 160R | La más segura del segmento

Anuncio

ANUNCIO DARROW 2

DESCARGA AHORA MISMO NUESTRA APPUsuarios IphoneUsuarios Android

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar

MICHELIN